Cirujano General en Mérida

Eliminación de lunares en Mérida – Dr. Juan Manuel Pool

¿Buscas a un especialista en eliminación de lunares en Mérida? El Dr. Juan Manuel Pool cuenta con más de 15 años de trayectoria en cirugía gastrointestinal y laparoscopia, en los cuales ha atendido a más de 4,800 pacientes y realizado más de 2,000 procedimientos. Certificado ante el CONACEM y miembro de asociaciones importantes de la especialidad.


Basado en las opiniones positivas de los pacientes

  • Google
 

Dr. Juan Manuel Pool Herrera – Eliminación de lunares en Mérida

Soy médico especialista en cirugía gastrointestinal y cirugía laparoscópica. A lo largo de mi carrera me he mantenido actualizado asistiendo a distintos cursos y congresos, en algunos de ellos he sido ponente exponiendo mis casos de éxito.

Cuento con más de 15 años de experiencia en los cuales he atendido a más de 4,800 pacientes y realizado más de 2,000 procedimientos. Estoy certificado ante el CONACEM y soy miembro de asociaciones importantes en mi especialidad.

Cédula Profesional: 5368445

Cédula de Especialidad: 7440429

Acepto todos los seguros médicos

  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros
  • seguros

¿Cuándo tener una consulta?

El tratamiento oportuno a los síntomas puede hacer la diferencia en la cura de muchas enfermedades. Te recomiendo acudir a consulta si tienes algunos de los siguientes síntomas.

  • Ardor en el pecho
  • Reflujo
  • Dolor abdominal
  • Alteraciones del apetito
  • Dolor después de comer
  • Estreñimiento
  • Fiebre
  • Diarrea
  • Disfagia

Eliminación de lunares en Mérida

Eliminación de lunares

La mayoría de los lunares por lo habitual son inofensivos y es posible vivir con ellos, aunque por razones estéticas puedes optar por eliminarlos. Sin embargo, si notas un cambio de color y en la forma o si comienza a irritarse, debes acudir a mi consultorio. Esos cambios podrían ser signos de algo más grave.

Razones por las que te podríamos ayudar a eliminar tus lunares:

Presenta una apariencia atípica o se sospecha de melanoma.
Cuestiones estéticas.
Se encuentra en un sitio donde ocurren lesiones repetidas.
Cambios en su forma, tamaño y color.
Lunares sanos y lunares cancerosos: ¿Cómo diferenciarlos?
Te comparto las diferencias entre los lunares sanos y los potencialmente cancerosos.

Lunares sanos

Color: de color tostado claro o marrón.
Forma: por lo general, de forma ovalada o redonda, con un borde afilado alrededor de los bordes.
Textura: piel tersa, incluso si el lunar está levantado.
Tamaño: son pequeños, alrededor de medio centímetro.
Cantidad: pequeña cantidad de lunares.
Ubicación: principalmente en la parte superior del cuerpo, a menudo en la cara, los brazos, el pecho, el cuello y la espalda.

Lunares cancerosos

Color: pueden ser de color rosa, rojo, marrón o tostado.
Forma: se ven diferente de otros lunares en el cuerpo y por lo general, tienen una forma y borde irregular.
Textura: se sienten escamosos, con costra o ásperos.
Tamaño: son más grande de lo normal, a menudo mayor a medio centímetro.
Cantidad: tener un gran número de lunares.
Ubicación: aparecen en la cabeza, debajo del cabello, en los senos o en las nalgas. También puede aparecer en la espalda, la cara, el cuello, los brazos y el pecho.

Tengo un lunar sospechoso… ¿Qué hago?

Debes acudir a mi consultorio de inmediato, si es nuevo o ha visto cambios en su forma, podría ser cancerosos. Lo podríamos confirmar realizando una biopsia, con la que recolecto pequeñas muestras del tejido sospechoso para examinarlo en mi laboratorio y confirmar si es canceroso.

Tratamientos de lunares cancerosos

Si es un lunar canceroso deberé extirparlo de inmediato para que el cáncer no se extienda más allá de la piel y afecte otras partes del cuerpo. Hay varias formas de deshacerse de los lunares y suelen ser muy simples. La forma en que se extirpa el lunar dependerá de factores tales como el tamaño del lunar, dónde está ubicado y qué tan profundo llega. Normalmente realizo este procedimiento en consultorio y bajo anestesia local.

  • Lunares pequeños: no necesitan puntos de sutura después de la extracción, podría realizar una escisión por afeitado, se adormece la piel y corto el lunar. También existe un procedimiento llamado biopsia con sacabocados, en el que se utiliza una herramienta similar a un cortador de galletas para eliminar el lunar.
  • Lunares grandes o profundos: algunos lunares cancerosos requieren una cirugía menor para extirpar todo el lunar. En esta cirugía, se extrae el lunar de la piel, junto con una porción de la piel sana que rodea el lunar canceroso.

Agenda tu cita hoy mismo

Para programar una consulta o para despejar tus dudas puedes llamar al teléfono, o bien,
utilizar el formulario en la sección de contacto. Con mucho gusto te atenderé.